sábado, 11 de marzo de 2017

Signifers, encargados marcar el territorio

Poner etiquetas es un forma muy efectiva de definir un territorio. Un territorio tiene dueño si tiene una etiqueta que lo define.
En una centuria, compuesta de 80 hombres organizados en 10 cohortes de 8 hombres cada uno, había además otros tres oficiales: el tessararius, encargado de fijar la contraseña diaria, el optio, que era el lugarteniente del centurión, y el centurión, el máximo responsable de una centuria. En la centuria había también un oficial llamado signifer, que era el que portaba el estandarte.

El centurión y su lugarteniente, el optio, mandaban sobre la tropa. Las funciones del tessararius y las del signifer eran las de delimitar qué era lo propio. El tessararius, al encargarse de darle a los 83 hombres una contraseña diaria, de alguna manera, determinaba, en la oscuridad de la noche, quien y quien no era enemigo. En batalla el signifer era responsable de mantener la integridad del frente. Si en un momento los enemigos lanzaban un ataque y a las tropas les entraba el pánico, el signifer, un hombre templado, evaluaba si era inteligente la retirada o no. Si consideraba que retirarse era un error, o si el centurión se lo ordenaba, el signifer clavaba el estandarte en la tierra y los hombres de la centuria tenían que quedarse a su lado cuidando su estandarte. Si una centuria perdía su estandarte se convertía en una centuria sin honor y eso tenía además implicaciones económica cara a la jubilación de los legionarios.
 
La pregunta que me ronda en la cabeza es ¿Habrá signifers y tessararius en el mundo microbiano? Desde luego, cuando en las colonias de hormigas no existe la figura de alguien que distinga lo propio de lo ajeno aparecen surgen los oportunistas. En este caso se trata de escarabajos que se mimetizan para entrar en los hormigueros y devorar hormigas.
Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cada vez que lees un artículo y no dejas un comentario, alguien mata a un gatito en alguna parte del mundo...