jueves, 24 de septiembre de 2015

En Ecuador y en Latinoamérica estamos en el Mundo

+

Una de las cosas
que me sorprende de América Latina es lo homogénea que es desde el punto de vista cultural, idioma (español y portugués se parece mucho) y religión. Creo que desde Tierra de Fuego hasta Río Grande es la región culturalmente más homogénea del planeta. En Ecuador he conocido venezolanos, brasileiros, cubanos, bolivianos, argentinos y todos somos muy muy parecidos. Si vemos en la gráfica de arriba el peso demográfico que tienen los hispano y portugués hablantes nos damos cuenta de este hecho. Sin embargo, ¿Por qué no existe una unión política que de cuenta de esta homogeneidad? ¿No les gustaría a los latinoamericanos tener más peso político en el Mundo?. En Europa somos infinitamente más distintos entre los estados miembros y la unión se ha producido. A mis alumnos les explico que quizás esta pérdida de soberanía que implica pertenecer a la Unión Europea se explica por el miedo que tienen los estados individuales a no tener fuerza suficiente frente a los EEUU, Rusia o China. La presión de la competencia por no perder poder político ha hecho que naciones enemigas desde hace tiempo acaten políticas conjuntas. Les explico este hecho como analogía para explicar el porqué las arqueobacterias anaerobias comienzan a formar consorcios simbióticos con bacterias que sí tenían un metabolismo capaz de operar con el oxígeno. Utilizo esta analogía porque desde el punto de vista darwiniano hay aspectos en la mecánica de este proceso simbiótico que no están explicados. Si, ya se que los darwinistas ortodoxos hablarían de la simbiosis como de una competencia entre dos organismos distintos y que la simbiosis originaría un solo organismo porque la selección favorecería a aquellos que fuesen capaces de perder identidad por la ganancia de una asociación que les diese una mejor fitness reproductiva. Si, el darwinismo es capaz de explicar este evento, pero, aunque lo que vaya a decir no es ciencia, "intuímos" (palabra poco científica) que nos estamos perdiendo un mecanismo importante de evolución. Posiblemente tenga que ver con la identidad y la gestión del territorio, pero a falta de prueba ésto solo son especulaciones.

Hablando de esto mismo (la falta de unión de los países latinoamericanos) con un compañero de despacho sugirió que el mestizaje podía ser la causa de esta falta de visión de bien común. El mestizaje ha sido para América Latina un trauma difícil de digerir: no son indígenas, no son europeos, es más, su herencia europea innegable les recuerda un proceso de violencia cultural muy difícil de digerir.

Quien haya vivido en América Latina se habrá dado cuenta que el mestizaje se vive de una manera incómoda y esquizofrénica. Se ama y se repudia lo indígena, se ama y se repudia lo español (no conozco el caso brasileiro). De todas formas si repasamos los conceptos que se barajan en el proceso de conformación de una relación simbiótica, la identidad, la gestión de la identidad, es uno de las palabras que están en juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada vez que lees un artículo y no dejas un comentario, alguien mata a un gatito en alguna parte del mundo...