domingo, 18 de junio de 2017

Innovar asegura la demanda

"Es preciso innovar y renovarse, porque el mecanismo del mercado se basa en la obsolescencia programada indispensable para asegurar esa repetición que asegure la demanda" Gustavo Dessal

Este concepto ya lo había intuido el Príncipe de Lampedusa, autor de El Gatopardo: "Si queremos que todo quede como está es preciso que cambie todo"
 La innovación es puro gatopardismo.

Gilles Deleuze y Guattari en su libro Mil mesetas tienen un capítulo dedicado a la repetición llamado "Il ritornello". Ambos filósofos analizan un experimento proveniente del campo de la ecología. Los pájaros respetan el territorio asociado a un canto complejo. Lo que hicieron los investigadores fue grabar el canto de un macho de determinado pájaro y en el laboratorio hicieron que su trino fuese musicalmente más complejo. Cuando dejaron un altavoz en el bosque con ese canto pudieron observar que ningún macho se atrevía a penetrar en el espacio que ese canto delimitaba. Las conclusiones son dos: que hay que repetir constantemente el canto para defender el territorio, cosa que las multinacionales saben muy bien al dedicar parte de sus beneficios a reproducir su marca y su logo en todas partes y la segunda conclusión: que un canto complejo desanimaba a potenciales competidores y los impulsaba a hacer su canto también más complejo.

Esa complejidad que desanima y que obliga a superarla está inscrita también en el concepto "innovación". Si yo innovo soy mejor que tu. Si esta técnica o esta tecnología es más innovadora significa que tu te has convertido en obsoleto.

La innovación, con su capacidad para asegurar la obsolescencia y por ende la renovación que garantiza que el mercado se mantenga, se ha convertido en un valor en si misma. Hace unos días salía la noticia que Tesla, la fábrica de coches eléctricos, superaba en valor a BMW. Lo curioso es que Tesla tiene pérdidas y problemas de producción, pero eso da igual, en bolsa ha superado a BMW.

Lo que Tesla vende es futuro, los coches eléctricos son futuro y los otros no. Vende crecimiento, no beneficios. Vende el que ha hecho que marcas de lujo consolidadas tengan que invertir en innovación si quieren estar en la pelea. Que una computadora o un teléfono móvil a los tres años esté obsoleto se ha convertido en la garantía de estabilidad "Si queremos que todo quede como está es preciso que cambie todo". Por ese motivo las bolsas y el capital especulativo bendicen todo lo que sea innovación.

Por todo esto, en las convocatorias de fondos de investigación la palabra clave no es conocimiento es INNOVACIÓN. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada vez que lees un artículo y no dejas un comentario, alguien mata a un gatito en alguna parte del mundo...