lunes, 27 de febrero de 2017

Filtros de piedra volcánica en el Museo del General Sucre

El General Sucre es uno de los padres de la patria ecuatoriana. Héroe de la Batalla del Pichincha, liberó al Ecuador del yugo de la corona española. Su casa en Quito está convertida en un museo. Como museo no merece mucho la pena, la verdad sea dicha. Tiene en la antigua cocina, eso si, un filtro de piedra volcánica.
Los filtros de piedra volcánica ya no se utilizan. Se pueden encontrar en museos como el que se encuentra en la ciudad de Manta, Ecuador. La existencia de estos filtros hablan de una comunidad preocupada por la limpieza y pureza del agua. Si tenemos en cuenta que el General Sucre compra su casa en 1828 y que en 1854 John Snow demuestra que el agua contaminada es el agente propagador de la cólera en Londres y que en 1860 es cuando Luis Pasteur establece la teoría microbiana de la enfermedad, estamos hablando de unas gentes que ya se preocupaban de la higiene.

En Quito, el médico y también padre de la patria, el Dr. Eugenio Espejo publicó en 1785 sus "Reflexiones acerca de un método para preservar a los pueblos de las viruelas". Eugenio Espejo es considerado uno de los pioneros en proponer que el origen de las enfermedades infecciosas se debe, no a maldiciones divinas sino a causas biológicas y que para evitar su dispersión se deben de implementar medidas higiénicas.

Quito ya había dado muestras de su apuesta por la higiene y la modernidad cuando sus ciudadanos, en 1805, se aprestaron a vacunarse masivamente cuando llegó a la ciudad la Real Expedición de la Vacuna de Salvany y Balmís

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada vez que lees un artículo y no dejas un comentario, alguien mata a un gatito en alguna parte del mundo...