domingo, 27 de mayo de 2018

Control positivo/control negativo

En ciencia, cuando se realizan experimentos, queremos hallar una causa-efecto clara: esto que ocurre es debido a esto otro. Buscamos demostrar que lo que ocurre es debido a una causa concreta. Por ese motivo, cuando en un experimento hay más de una causa es muy muy difícil concluir nada. Para eliminar variables en un experimento siempre se hace un control positivo y uno negativo.


Por ejemplo, ha salido un nuevo antibiótico al mercado. Un investigador que estudia una bacteria multirresistente a los antibióticos quiere saber si este nuevo antibiótico es efectivo contra la bacteria que estudia.
Si nosotros crecemos un cesped de una bacteria y ponemos un disco de papel con antibiótico y alrededor de ese disco crece la bacteria concluimos que esa bacteria es resistente a ese antibiótico

Si alrededor del disco de papel que contiene antibiótico no crece la bacteria concluimos que esa bacteria es sensible, es decir, no crece en presencia de ese antibiótico.
¿Qué ocurre si el disco de antibiótico está en mal estado? que la bacteria crecería perfectamente dándonos el experimento un resultado falso negativo. Es decir, nuestro experimento no detecta que la bacteria es sensible al antibiótico porque el antibiótico no funciona.

También podría ocurrir que la bacteria con la que queremos probar el nuevo antibiótico sea resistente al antibiótico y por tanto tendría que crecer sin halo de inhibición. Si, por lo que sea, el tubo donde tenemos guardada nuestra bacteria no contiene bacteria, porque se ha muerto, porque se ha guardado mal entonces dará la sensación de que todas las bacterias se han muerto gracias a que la bacteria es sensible y el antibiótico superpotente. Este sería un caso de falso positivo.

¿Cómo eliminamos el falso negativo?

Con un control positivo. ¿Qué queremos con el control positivo? queremos comprobar que el antibiótico que estamos utilizando si funciona. Para eso crecemos una bacteria conocida a la que sabemos a ciencia cierta que el antibiótico la mata ¿Verdad? (control positivo). Si crecemos esta bacteria y le ponemos un disco de antibiótico tenemos que ver halo de inhibición (control positivo A), si no lo vemos es que el antibiótico estaba en mal estado (control positivo B)
Cuando crecemos nuestra bacteria problema, aquella que no sabemos si va a morir o a vivir con el antibiótico, tenemos dos posibles soluciones, que el antibiótico no la mate (problema A) o que la mate (problema B). Sólo podemos creernos este resultado si el control positivo es A, porque de esa manera sabemos que el antibiótico funciona y no hay posibilidad de falsos negativos.

¿Cómo eliminamos el falso positivo?

Ejemplo de falso positivo: ponemos el disco con antibiótico y no crece la bacteria que estamos estudiando. En ese caso, podemos decir ¡Madre del Amor Hermoso qué potente es este antibiótico! pero claro, podría ser que la bacteria estuviese muerta, o que el tubo congelado donde nosotros creemos está la bacteria se haya hecho mal y la bacteria no crezca. Para eso se pone un control negativo. Es decir, pongo a crecer mi bacteria problema en una placa petri sin antibiótico, si crece (control negativo B) entonces podría creerme que el antibiótico mate a la bacteria problema. Si el control negativo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada vez que lees un artículo y no dejas un comentario, alguien mata a un gatito en alguna parte del mundo...