martes, 3 de mayo de 2016

Capitán Pipetas

El otro día paseando por Quito me encuentro a dos mujeres con bata de laboratorio y galones. No pude sacar foto pero adjunto foto publicada en el periódico "La Hora" del Ecuador. 
 Es curioso porque mientras hacía la tesis, allá por 1998, en las charlas de café con mis compañeros especulé con que en el futuro existiesen batas con galones y charreteras. Se me ocurrió la idea al ver las batas de los jefes, impolutas y llenas de bolígrafos y todo tipo de adminículos. Era como si pidiesen a grito una distinción. Estaba en el aire el concepto de bata con galones. Esa posibilidad es ahora una realidad. ¡El Capitán Pipetas existe!

Las batas, como el mono de trabajo, es una prenda utilitarista. La utilizas para no mancharte, pero como la ciencia ha ganado prestigio, la bata de laboratorio ha ganado ese prestigio también. No se debe de sacar esa prenda fuera de los laboratorios. Normalmente están contaminadas de patógenos o de químicos pero hay quien le gusta llevarla a la cafetería y hasta de paseo. Ya tenemos las batas con galones, ahora tenemos que esperar por la bata de gala con charreteras, cordones dorados y todas esas cosas. Eso si, ese tipo de bata la utilizarán los que nunca pisan un laboratorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada vez que lees un artículo y no dejas un comentario, alguien mata a un gatito en alguna parte del mundo...