domingo, 4 de septiembre de 2016

Los EEUU prohiben el triclosán de los jabones antibacterianos

En el año 2001 empezé a trabajar en patogénesis microbiana en la U. de Míchigan. Para permeabilizar membranas se utilizaba triclosán. Membranas bacterianas y también membranas eucarióticas como las de nuestras células. La pregunta era: Si este producto causa "agujeros" en las células tanto bacterianas como las humanas ¿Por qué se lo echan a los jabones antibacterianos? una estupidez ¿Verdad? Era cuestión de tiempo que lo prohibiesen. Lo han intentado varias veces sin éxito. Ahora por fin los EEUU prohiben ya el triclosán y otros 18 productos de los jabones antibacterianos. Recomiendan que en caso de necesitarse se use jabones con un contenido de alcohol igual o mayor al 60%. Cordura al fin.

Mis alumnos del semestre pasado hicieron un trabajo explicando porque es una tontería usar triclosán. Estos alumnos dan sus razones, una gota de agua, frente a la publicidad machacona de las industrias de limpieza y de cosmética que tratan de vendernos jabones antibacterianos que nos mantendrán libres de gérmenes. No es así. Ellos lo saben pero la dinámica de hacer dinero es más importante que la realidad. Con jabón normal es suficiente pero jabón normal fabrica cualquier hijo de vecino. Ellos quieren vender un jabón que va más allá que mata bacterias además de eliminar la suciedad... ellos quieren vender su producto, que no consumas otros, pero están mintiendo y lo saben.

La sociedad tiene tecnologías baratas y efectivas, el simple jabón, es una de ellas, el alcohol... Se publicita ese producto "científico" de "alta tecnología" para conquistar un mercado y desplazar a los productos de la competencia. Se usa la ciencia y la tecnología como elementos de guerra comercial. Su publicidad y su márketing ahogan las voces independientes que dicen: ese producto presenta toxicidad y no es mejor que lo que ya tenemos. Esta es una dinámica instalada entre nosotros. Nos educa la publicidad. El problema es que la publicidad no busca nuestra felicidad o nuestros intereses: les interesa vender su producto. Conviene no olvidarlo.

Tecno-higiene anunciada en un escaparate del centro comercial El Jardín de Quito.
Desde 2010 han aparecido un montón de artículos científicos advirtiendonos que los teléfonos móviles tiene bacterias. Algo que no sorprende a nadie. Los medios de comunicación se hicieron eco del dato: la pantalla de un teléfono inteligente tiene dieciocho veces más bacterias que un inodoro. Poco tiempo después en Quito, en un centro comercial, había publicidad haciéndose eco de esta noticia y ofreciendo un producto que eliminaba las bacterias de la pantalla del celular. Desde un blog independiente hay que hacer un llamamiento al sentido común: ¿Y qué? ¿Te enfermas cuando hablas por teléfono? NO por tanto no te hace falta desinfectar el teléfono. Quizás a la hora de entrar en un área determinada de un hospital haga falta desinfectar el teléfono... o dejarlo fuera de ese área. La publicidad te recuerda esos datos científicos no porque se necesario desinfectar la pantalla, lo hacen porque ellos te quieren vender su producto.

1 comentario:

  1. Mi comentario no tiene nada que ver con lo expuesto en el articulo pero creo que en este blog puede haber gente interesada en colaborar con esta recogida de firmas espero no molestar

    https://www.change.org/p/uned-implantaci%C3%B3n-del-grado-en-biolog%C3%ADa-en-la-uned?recruiter=18935359&utm_source=petitions_show_components_action_panel_wrapper&utm_medium=copylink

    https://www.facebook.com/Biologiaadistancia/

    ResponderEliminar

Cada vez que lees un artículo y no dejas un comentario, alguien mata a un gatito en alguna parte del mundo...