martes, 12 de agosto de 2014

Inhumaciones un día cualquiera de 1892 en Guayaquil

Reproduzco texto de Manuel Ferrer

vejez
Durante la mañana del pasado viernes, 8 de agosto, mientras leía prensa ecuatoriana del último semestre de 1892, para documentar una investigación que llevo a cabo sobre el significado en el Ecuador del cuarto centenario de la llegada de Colón a América, reparé en algunas notas necrológicas que incluía El Globo, un periódico que se editaba en Guayaquil.
No pude resistir la tentación de fotografiar la que abre esta página, correspondiente a las inhumaciones efectuadas el 9 de agosto de 1892. Además de la llamativa frecuencia de infantes fallecidos y de la reiterativa señalización de la ‘fiebre’ como causante de decesos –lo que constituye una triste constante de la época-, quedé muy sorprendido por la razón de la muerte de Lucas Llerena, de 60 años: ¡vejez!

Ángela García,          18 días,       fiebre
María Herrera,           7 meses,    fiebre
Juan torla,                   5 meses,    fiebre
Carmelina Aboleda,    9 días,       fiebre

Hermano Hilario,     19 años,      fiebre
Manuela Reyes,        60 años,      pulmonía
José M. Surita,          35 años,      pulmonía
Lucas Llerena,          60 años,      vejez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada vez que lees un artículo y no dejas un comentario, alguien mata a un gatito en alguna parte del mundo...